Envío GRATIS en pedidos superiores a 35€

La importancia de hidratarse

Hoy queremos tratar un tema tan importante como es la hidratación. Y es que a pesar de lo que pueda parecer, no es solo cosa del verano y el calor, ya que aunque no se sude ni se pase calor nuestro cuerpo se puede deshidratar. En este artículo te ayudamos a evitar esta peligrosa situación. 

 

1. El agua nunca sobra.

Lo primero de todo (y como es lógico) tendremos que llevar agua abundante, esto variará dependiendo de la estación en la que nos encontremos así como de la duración de la ruta. Más vale llevar 2 bidones (1.2 litros con dos de los bidones Ridefyl) y que sobre 1, que llevar 1 y que nos falte un trago de agua. 

 

2. Bebe siempre cada poco tiempo.

Solo llevar el agua no nos librará de una deshidratación, ya que si no bebemos cada poco tiempo corremos el riesgo de que cuando vayamos a hacerlo sea demasiado tarde. Intenta beber pequeños tragos cada 20/25 min. aunque no se tengas sed. (En invierno también).

 

3.Nunca lleves solo "sales".

Mucha gente comete el error de solo llevar "sales", es algo que sucede con frecuencia, ya que a pesar de que nuestro cuerpo necesite recuperar esas sales si no las mezclamos con agua solo conseguirán acelerar el proceso de deshidratación, por lo tanto, si llevas sales no olvides llevar también agua.

 

4.Evita los calambres.

Los temidos calambres, otro problema que puede estar causado por la deshidratación, si quieres evitarlos (sea invierno o verano) será importante que sigas los pasos anteriores, ya que nuestros músculos necesitan del agua para funcionar a pleno rendimiento y poder transformar los hidratos de nuestro cuerpo en energía.

 

5. Después de la salida la hidratación sigue.

No solo debemos preocuparnos de hidratarnos mientras vayamos en bici, también tendremos que seguir haciéndolo una vez hayamos acabado nuestra ruta. Es importantísimo rehidratarnos tras bajarnos de la bicicleta y entre salida y salida, ya que la deshidratación es un proceso que va poco a poco, y a pesar de haber llegado a casa y haber dejado de hacer ejercicio físico nos podremos deshidratar si no cuidamos este aspecto, por lo que recomendamos beber al menos 1 bidón durante el resto del día.

  

6. La mejor forma de saber si estamos hidratados.

Una forma rápida y eficaz de saber si estamos bien hidratados (y por lo tanto listos para afrontar una ruta que sea exigente o bajo una temperatura elevada) es vigilar nuestra orina, pues su color nos dirá si necesitamos o no beber más líquidos. Si nuestra orina es de color amarillenta querrá decir que no estamos lo suficientemente hidratados (cuanto más oscuro sea el color amarillo más agua necesitaremos). En cambio si la orina es incolora, querrá decir que estamos perfectamente hidratados

 

Esperamos que con estos consejos hayamos podido ayudarte a ver la importancia de la hidratación, no solo por salud, si no también para sacar el mayor rendimiento deportivo a nuestros músculos. 

¿Tienes algún consejo sobre hidratación que nos puedas contar?
¡Déjanos un comentario! 
 Ride for your life!

 

 


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados