Envío GRATIS en pedidos superiores a 35€

Calcetines de ciclismo, ¿cómo deben de ser?

Hoy queremos ayudaros a elegir unos buenos calcetines de ciclismo, ya sean para invierno o para verano. Puede parecer que un calcetín es algo poco importante dentro del mundo del ciclismo, pero si no llevamos uno que se adapte a nuestras necesidades será cuando notemos la importancia de este. Así que en el post de hoy os desvelamos las características del calcetín perfecto.

1. Resistencia.

Puede sonar obvio, pero no todos lo cumplen, ¿cuantos de vosotros habéis roto por la punta algún calcetín? por eso es importante para que esta prenda nos dure en el tiempo un buen refuerzo en punta y talón, para así evitar esas molestas roturas y que el calcetín aguante todas nuestras "batallas".

 

No importa el deporte que practiques, un calcetín deportivo tiene que ser resistente

 

2. Ajuste.

A todos nos molesta que la ropa (y más a los ciclistas) no nos quede bien ajustada, y un calcetín que no se ajusta a nuestro cuerpo puede causar problemas, ya sea por que se mueve o directamente se nos baja (esto último es realmente molesto, y por que no decirlo, "anti-postureo"). Es por ello que un buen calcetín debe de ajustarse bien a nuestras piernas, pero sin llegar a dejarnos marcas de compresión. Debe ser elástico y a su vez ajustado, algo difícil de realizar. 

 

3. Cómodos.

No podía faltar esa condición en un calcetín que se precie. Como hemos comentado en el punto anterior se debe de ajustar, sí, pero no solo eso, debe de ser cómodo y que no notemos que llevamos una prenda dentro de nuestra zapatilla, no tenemos que notar costuras, malos ajustes, etc. Una manera de conseguir que el calcetín forme parte de nuestro cuerpo es haciéndolos exclusivos para cada uno de los pies, diferenciando el derecho del izquierdo para conseguir la mayor comodidad. 

4. ¿Rozaduras?

Esto podría entrar dentro del punto anterior, pero es algo tan importante que queremos dedicarle un punto solo para el tema de rozaduras. Y es que sobra decir lo molesto que es una rozadura, sea donde sea. Nos tenemos que olvidar de ellas, un calcetín debe de ofrecernos las máximas garantías de que no nos rozará, haciendo así que disfrutemos al completo la ruta, sin importar la duración y condición climática. Esto se consigue eligiendo buenos materiales para la fabricación, que sean suaves y a su vez resistentes. 

 

5. Aislantes.

Así es, nos tienes que proteger del frío, del calor y del agua. Seguro que todos conocéis esa sensación de que el pie se os congela en días de frío, o de que se os moja cuando llueve o cruzáis algún charco/riachuelo con la MTB. Tendremos que elegir el calcetín que nos mantenga el pie caliente en cualquier ambiente, así como que traspire bien en días de calor para que no se nos "cueza". Tan importante es llevarlo caliente como aireado. 

 

6. Diseño.

No podíamos dejar olvidado un tema tan importante como el diseño de un calcetín, que parezca nuevo a pesar de que lo hayamos llenado de barro y se haya lavado en miles de ocasiones. Una gran mayoría de calcetines tienden a perder su color una vez lavados. Si te compras un calcetín con un determinado diseño quieres que ese diseño sea siempre igual y que no pierda su brillo con el tiempo, lo ideal es adquirir unos calcetines que lleven impresión digital para que el diseño te dure para siempre. 

Diseño Ridefyl PedaELA con el que se ayuda a la investigación contra la ELA.

 

Con estas características ya podéis elegir un calcetín que cumpla todas vuestras expectativas, que no moleste y que se mantenga como el primer día a pesar de los km que le hagáis. 

"Ride For Your Life"


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados